Los pasos para construir un “Personal Branding” que te distinga como líder.

Cuando somos emprendedores o propietarios de una compañía, o hacemos parte del equipo directo, la imagen personal que presentamos al mundo es parte del marketing y el desarrollo de nuestra empresa. Ese signo de identidad llamado marca personal o “personal branding”, es la personalidad y la huella que quedará grabada, inspirará a los equipos de trabajo y nos diferenciará.

Cuando hablamos de tendencias del mercado, hoy la gente ya no compra solo productos o servicios, compran los valores y el estilo de vida que defiende la marca que está detrás de todo. Construir la marca personal es simplemente, trabajar en la forma en que queremos que nos vean los demás sin dejar de ser nosotros mismos.

Cuando hablamos de cultura organizacional y marca empleadora, los colaboradores o potenciales empleados de la compañía, definen permanecer o aplicar a una vacante, cuando evidencian la coherencia entre lo que la compañía promueve y lo que vive la gente que trabaja allí y por ello es tan importante la construcción de la marca personal de los líderes, para lograr la alineación entre la marca empresa y la personal.

Aunque nos pueda resultar extraño pensar en construir un “personal branding”, si reflexionamos con detenimiento, no es más que marketing y relaciones públicas. Saber crear y cultivar la marca personal adecuada, le dará valor a la marca empresa, la marca empleadora e inclusive a las marcas comerciales, pero lo más importante es que un líder con un marca personal construida profesionalmente, se siente orgulloso, es más fácil para él diferenciarse, ser inspirador con los equipos e incrementa su autoridad y confiabilidad.

 

Construir nuestro Personal Branding nunca ha sido más importante que hoy.

¿Cuándo es importante trabajar en la construcción de la marca personal de liderazgo del equipo directivo o de los líderes de una organización?

  • Cuando se nombra un nuevo presidente o gerente general, como parte del programa de transición o de onboarding
  • Como parte de la estrategia de cambio cultural y se requiere modelar nuevos comportamientos
  • Ante la formulación de una nueva estrategia y la necesidad de perseguir nuevos retos
  • Cuando las personas son promovidas a nuevos cargos
  • Al conformar un nuevo equipo de trabajo o ante cambios importantes en la manera de trabajar.

Ante el cambio constante, los retos de negocio y las nuevas maneras de trabajar, para lograr el compromiso y permanencia de las personas, se necesitan líderes inspiradores, que más allá de ser muy fuertes técnicamente, deben ser rápidos y hábiles comunicando su manera de ver la vida y los retos laborales. Tener una marca personal definida, les facilitará moverse rápidamente, dar claridad y conectar a las personas.

Construir una marca personal de alta credibilidad y confianza, es un trabajo arduo y prolongado. Aún así, siempre hay algo que nos distingue del resto y es en esa diferencia y su contribución a los retos organizacionales, en la que se basa la construcción de la marca personal, para obtener los resultados deseados.

Es importante pensar en cómo queremos que nuestro personal branding fortalezca la consecución de los objetivos de negocio, promueva el desarrollo de las personas y nos llene de orgullo, para pasar a dar los pasos que debemos tomar para aprovechar el poder de marca, con toda su fuerza.

Para desarrollar tu “Marca Personal de Liderazgo” hemos diseñado un programa que te lleva, paso a paso, a crear y fortalecer tu personal branding. Aquí te adelantamos algunas de nuestras ideas, para que empieces esa construcción desde cero, pero, ante todo, sea un camino que te haga sentir más pleno y feliz.

personal branding

Definiendo nuestra identidad.

El primer paso para crear una marca personal es reconocer los signos de identidad que te dan confianza y seguridad. Es aquello que te permite ser y promover lo que eres. La mejor forma de ser diferente es la autenticidad.

Existe la falsa idea de que construir una marca personal significa crear la imagen de una persona; pero eso es solo una fachada. No es auténtica.

No intentes ser algo o alguien que no eres. El personal branding trata de mostrar a propósito y estratégicamente, lo más auténtico de ti.. Nuestra marca debe ser un fiel reflejo de nuestras habilidades, pasiones, valores y creencias. Una imagen sincera y franca hará que nuestros seguidores respondan con confianza.

Para definir tu identidad te proponemos que comiences haciendo un inventario de tus habilidades, pasiones y creencias. La interacción de ellos será la mejor base para tu marca personal. Seguro podrás responder:

-Tus habilidades y credenciales: ¿En qué te destacas y cuáles son tus habilidades? Formación, credenciales, certificaciones o premios que has recibido. ¿Cuál es tu área de fortaleza?

-Tus pasiones e intereses: ¿Cuál es tu área de interés? ¿Qué te apasiona?

-Tus valores y creencias fundamentales: ¿Cuáles son algunos de tus valores fundamentales de mayor importancia? ¿Qué es lo que más respetas? ¿Qué representas? ¿A qué te enfrentas?

Atributos de diferenciación de nuestro personal branding.

Ya mencionamos que la diferenciación es la herramienta más importante para triunfar en el mercado y, por ende, una parte fundamental de la construcción de nuestra marca personal.

Lo más acertado es pensar en lo que nos hace diferentes y no solo en lo profesional. Reconocer una habilidad diferenciadora de nuestro carácter y unirla a una capacidad de nuestra profesión, puede ser la receta de éxito que sume lo que más nos gusta hacer con nuestra mejor cualidad.

En el caso de la marca personal de liderazgo, en esta etapa es importante verificar las habilidades requeridas por la estrategia corporativa y los retos de negocio. Quizás sea una capacidad estratégica de predecir lo que vendrá, o una habilidad sobresaliente de organización. La energía vital que moviliza a tu gente, o tu ímpetu para sacar lo mejor de los demás. ¿Qué combinación de elementos sacan de ti lo mejor?

Pero no solo debemos reconocerlas, sino, también, comprobar su valor. ¿Esta diferenciación es apreciable y apreciada por los colaboradores, la organización, los clientes, los tomadores de decisiones?

De no ser así, debemos reiniciar el análisis y profundizar. La alineación es clave, de lo contrario será un viaje que no dará resultados. La diferenciación correcta nos hará más fuertes y visibles para los demás.

 

Tu marca personal y la promesa única de valor.

Queramos o no, todos tenemos una marca que se exhibe con cada comportamiento, nuestro carácter, lo que decimos o cómo reaccionamos e interactuamos. Todo es parte de la imagen que queda en la memoria de las personas con las que interactuamos en los diferentes roles de liderazgo.

Si somos conscientes de ello, podremos definir de forma proactiva como deseamos ser vistos por el mundo, influir en los demás y obtener resultados.

El proceso comienza con la promesa de valor que nos hace ser únicos. Debemos sentarnos y construir el mensaje, dirigido al mercado objetivo: colaboradores, clientes, junta directiva, el corporativo, será un mensaje donde expreses tu compromiso con ellos. La promesa de valor aclara y comunica lo que nos hace especiales y que, con seguridad, recibirán.

Luego haremos la declaración. Desde nuestro mejor yo, el proceso de pensamiento deberá desembocar en una declaración clara de marca personal que debe incluir: tres o cuatro palabras de nuestras cualidades claves, el componente de lo que somos, nuestro factor de autoridad (ámbito en el que somos expertos), nuestra cualidad estrella y aquello que usted siente que lo hace único y es su propósito en la vida.

Hay una buena noticia que queremos darte y es que “todos tenemos la oportunidad de destacarnos”. Es aquí donde reconocemos, aprendemos y desarrollamos nuestras habilidades y las presentamos al mundo.

Te recordamos que no se trata de fingir. Se trata de sacar a la superficie y pulir los comportamientos y habilidades que permiten ver, de forma efectiva, tu yo auténtico y verdadero.

La imagen, un mensajero poderoso de nuestro personal branding.

A medida que vaya creciendo la elaboración de la marca personal, iremos teniendo un mayor control de la imagen que se tiene sobre nosotros. Y eso también se corresponderá con el mensaje visual.

Las personas manejamos, también, las impresiones a través de nuestro comportamiento no verbal: apariencia, acciones físicas, posturas, gesticulaciones, etc. Incluso son parte de este mensaje las sensaciones no visuales como la entonación vocal, el tono y velocidad del habla, la gramática, la dicción; o actos demostrativos como el don de gente, las expresiones profesionales y la actitud laboral.

La elaboración de nuestra imagen requiere, primero, que conozcamos lo que la gente percibe y opina actualmente de nosotros y nuestro liderazgo; luego, con la claridad de identidad, los atributos que nos diferencian y el mensaje de valor que deseamos transmitir, podremos acortar la distancia y generar una marca coherente y de éxito.

 

Construye tu Personal Branding

Tú tienes a cargo tu marca personal de liderazgo. Invierte en su desarrollo y aprende a aplicarla.

El proceso de crear una marca personal puede iniciarse en cualquier momento; en los pensamientos para crecer, leyendo un post como este, eso esperamos, o charlando con clientes y amigos.

Martín Alba & Asociados es una agencia de comunicación corporativa y tenemos el proyecto de “Con Marca Personal”, liderado por María Isabel Holguín, quien te acompañará en este proceso.

Maria Isabel Holguin Marca personal Branding

María I Holguin, es ingeniera especializada en comunicación organizacional y coach ontológica. Consultora en proyectos de comunicación interna, marketing relacional y gestión del cambio, para importantes compañías en América Latina,

María I, usará la mezcla ideal entre las habilidades blandas, el conocimiento de los mercados y las organizaciones de negocios, para guiarte en el diseño de tu marca personal.

Sabemos que es indispensable una visión externa de 360º para completar, con eficiencia, la construcción de tu marca personal.

Deseamos que tu marca sea el mejor reflejo de lo que eres para afianzar tu liderazgo profesional. Al final del proceso, podrás comprobar que marca personal, si te representa; verificando que tienes una vida coherente con tu marca, al sentirte orgulloso de tu marca y listo para salir a darla a conocer a través de tus reuniones, las redes, y sobre todo vivirla en tus decisiones y acciones.

Ven a hablar con nosotros. ¡Es momento de empezar!

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp