Una conexión de valor: Potencia tu marca empleadora a través de la comunicación interna

En el mundo empresarial actual, el nivel de competitividad para atraer y retener a los mejores empleados es sumamente alto. Esto ha obligado a las organizaciones a diferenciarse de sus competidores en función de demostrar cómo y por qué son excelentes lugares para trabajar. Se esfuerzan por convertirse en un empleador atractivo y, por lo tanto, participar en iniciativas de marca empleadora es una clara prioridad. Pero para hacerlo efectivamente toma relevancia la conexión con la comunicación interna, aquí tal comunicación permite derribar las “barreras”  entre colaboradores y la dirección y favorece una relación más fluida. Al inspirar y motivar a los empleados a participar en un entorno abierto y sin prejuicios, estos se sienten motivados a brindar comentarios honestos que promueven la mejora constante de la marca empleadora. 

Los empleados son la base de cualquier organización, sin embargo, es notorio que muchas empresas se enfocan en hacer atractiva únicamente su imagen externa y pierden el enfoque de la marca interna. La marca empleadora es uno de esos componentes primordiales que se suele descuidar y esto genera más impacto de lo que muchos líderes imaginan. Las empresas con una marca empleadora deficiente son las que más pierden empleados, mientras que una marca de empleador positiva ayuda a reducir el costo de contratar nuevos talentos, así como a retener y nutrir a los existentes. Los colaboradores felices y amparados en un buen sistema de comunicación interna se convierten en defensores y ejemplos de la marca. Trabajan de manera más eficiente, producen excelentes resultados y actúan como un sistema de apoyo para otros compañeros.

Promesa de valor hacia el empleado

La marca empleadora debe tener un gran énfasis en comprender y articular lo que los colaboradores actuales ya piensan, experimentan y esperan de su empleador. Comprender y definir estos comportamientos y características le permite a tu empresa crear y desarrollar su promesa de valor hacia el empleado -quien es precisamente el alma de la organización-. Al descifrar correctamente las necesidades, motivaciones y expectativas de los colaboradores puedes obtener una gran ventaja para desarrollar estrategias que además de generar satisfacción a los trabajadores existentes, impulse la reputación positiva de la marca y atraiga a más talentos externos. 

Por supuesto, para conocer cómo se vive la experiencia dentro de la organización se necesitan canales para obtener esta información. La comunicación interna es en este caso un vehículo clave para fomentar la percepción positiva de la marca desde el corazón de la organización haciendo uso de los mensajes, estilo, tono, liderazgo y tipo de empresa; y se convierte también en un barómetro del clima actual para obtener posibilidades permanentes de mejora. Gracias a ella la promesa de valor puede permanecer vigente y mejor aún, optimizarse con el tiempo. 

Construyendo el atractivo hacia el público externo desde el interior

Las campañas de comunicación interna deben dar vida a la marca primero de cara a los empleados, fortaleciendo su conexión emocional con la organización. Alentándolos a entregar los valores de la marca y convertirse en embajadores naturales de la compañía. Las acciones de comunicación interna deben presentar y explicar los mensajes de manera innovadora y luego reforzarlos alineándose con la estructura y la cultura organizacional. 

Aquí, la consistencia es la base del éxito. Sin embargo, esto puede ser difícil de lograr cuando el día a día laboral es muy ajetreado y los colaboradores no tienen tiempo para procesar e interiorizar los mensajes. Para mejorar este escenario, elaborar una estrategia de endomarketing orientada al fortalecimiento de la marca empleadora es una buena solución. Con un plan detallado de acuerdo a los factores clave de la organización, se generarán comunicaciones en el momento adecuado, con el tono correcto y con el impacto ideal para que los colaboradores no solo se sientan orgullosos de trabajar en tu empresa, sino que también sean replicadores de un voz a voz positivo para inspirar a nuevos talentos. 

Los empleados verdaderamente comprometidos alimentan el conocimiento para mejorar y desarrollar la propuesta de valor hacia el cliente externo. Solo piénsalo ¿Quién mejor para ayudar a impulsar las mejoras y el éxito de la empresa que las mismas personas que la experimentan día a día?

Marca empleadora y comunicación interna como parte de la cultura corporativa

Para garantizar que las actividades de marca del empleador funcionen de manera efectiva es necesario que estas se integren con las actividades de comunicación interna. Esto implica, en primer lugar, la generación de una cultura donde sentirse a gusto con tu empresa sea parte de la cotidianidad. Hacerlo posible requiere de esfuerzos intencionales por parte de la organización pero es totalmente posible.

Inicialmente, generar espacios y medios que promuevan la escucha y la comunicación bidireccional es fundamental para obtener una imagen clara de cómo se describe y se habla de la organización. Posteriormente, identificar cuál es el común denominador y atributo positivo en esas conversaciones y a partir de ello forjar la base de la marca empleadora. Comunicar esta promesa de valor sería el siguiente paso, reforzarla y hacerla parte de la cultura para que se integre a la percepción interna que se tiene de la empresa. La intención es que esta narrativa clara se mantenga y se convierta en un elemento fundamental de las historias de los trabajadores en la organización. 

Finalmente se debe mantener una medición y seguimiento constantes para garantizar que la marca empleadora continúe destacando por sus mejores características.

Hazlo junto a una agencia de endomarketing

Hacer que la marca empleadora sea parte de tu cultura de trabajo y un eje en los procesos de comunicación interna es una gran oportunidad para que las empresas destaquen mucho más que por sus productos o servicios, es la ocasión para que brillen por lo que las hacen lo que son: su gente. Conoce los valores de tu marca y el rol que ocupa en la configuración de la experiencia de los empleados. Establece metas que te indiquen qué funcionó y qué no. Haz de la retroalimentación un proceso de comunicación permanente y bidireccional. Crea mensajes internos que refuercen la cultura corporativa y mantenga a los empleados al tanto de las últimas noticias. Fomenta la participación y por supuesto, nunca dejes de lado la medición y el análisis de resultados.

La ejecución y seguimiento de la efectividad de las actividades de comunicación interna en torno a la marca empleadora, implica diversas variables y la realización de acciones permanentes para asegurar el mejor nivel reputacional interno y externo. Para llevarlas a cabo de manera eficaz y exitosa, el acompañamiento de una agencia de endomarketing es una de las mejores inversiones que una compañía puede realizar. 

En Martín Alba & Asociados somos una agencia de endomarketing apasionada por enfrentar los desafíos generados por el cambio constante y un mercado altamente competitivo. Con estrategia, creatividad y tecnología exaltaremos la promesa de valor de tu organización para generar ambientes en los que los empleados se sienten escuchados, impulsados y valorados. Contáctanos e impulsemos juntos la marca empleadora de tu empresa. 

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *